hambre

la líquida teatro

Por suerte o por desgracia somos la tierra del HAMBRE. No hay otro lugar en el mundo… solamente aquí se podría haber escrito la biblia de lo que somos, metáfora y espejo de nuestro tiempo: “El Quijote”. Ahí está todo, ahí está la vida. Ahí está el HAMBRE y las hambres.

Somos hijos de las necesidades, las escaseces, los apetitos, las pasiones y los deseos, virtudes y defectos que nos definen desde aquel Siglo de Oro – y Siglo del HAMBRE – donde los cómicos de la legua tocaban música y contaban historias mientras el público comía y bebía durante la representación. No hemos cambiado tanto.

Música, teatro y gastronomía para llenar espíritus, estómagos y conciencias. Un maravilloso viaje cargado de humor para confirmar eso de que la risa es el alimento del alma y que la cultura es lo único que nos puede salvar.

“Contra el miedo, la injusticia y la ignorancia… lecturas, teatro y cultura.”  

David García-Intriago

sobre el espectáculo

  • Público joven y adulto.
  • Público escolar (ESO y Bachillerato).
  • 90 minutos sin descanso.
  • Pieza de teatro contemporáneo cargada de humor en íntima relación con el público.
  • El montaje bebe directamente de pasajes de “El Quijote”, reinterpretados estos con una mirada actual y rompedora, a los que se añaden textos de Lope de Vega, Quevedo o Miguel de Unamuno.
  • La música ocupa un lugar especial, sirve de bisagra entre escenas ofreciéndose varias piezas clásicas, pero también temas de rock y el heavy metal, con adaptaciones de Iron Maiden, Metallica o Nirvana.
  • Puesta en escena pura, íntima, minimalista y de gran belleza plástica y poética. Apenas algunos elementos de atrezzo y una iluminación muy efectiva, porque el escenario se llena con la interpretación del actor.

La crítica ha dicho:

vídeo promocional

galería de imágenes